Tablestacas metálicas y de hormigón.

Consiste en ir hincando en el terreno estas piezas, uniéndolas a medida que se profundiza hasta alcanzar la profundidad deseada